Antes de embarazo

segundo-bebe1

Comer más sano y hacer ejercicio.

admin No Comments

Realizar una actividad física de forma habitual tiene efectos beneficiosos sobre nuestro aparato cardiovascular, además de ayudarnos a mantener un peso correcto y mantener también unos niveles normales de colesterol.

Estudios recientes realizados por varios investigadores demuestran también que el hábito de realizar un ejercicio físico moderado de forma cotidiana ayuda a mejorar la calidad de semen en el hombre.

Eso sí, sin llevarlo al extremo, porque también se ha demostrado en otro estudio que la calidad del esperma de deportistas de élite que entrenaban una media de nueve veces por semana, durante varios años, tenían menos de un 10% de espermatozoides normales, porcentaje que se reduce hasta un 4% en atletas que corrían más de 300 Km a la semana.

Pero no solo la actividad física ayuda a mejorar la calidad del esperma, una alimentación equilibrada es fundamental para la fertilidad.

En el caso del varón, un exceso de consumo de carnes grasas, lácteos enteros, asociados a un bajo consumo de frutas, verduras y pescado actúan negativamente sobre la calidad del semen; por el contrario, una dieta rica en antioxidantes como la vitamina C presente en muchas frutas y verduras, el zinc presente en pescados, el ácido fólico que se encuentra en legumbres y verduras y, ácidos grasos omega 6 y 3 presente en frutos secos como las nueces, mejoran la vitalidad,  la movilidad y la morfología de los espermatozoides.

En el caso de mujeres sometidas a tratamientos de reproducción asistida, hay estudios que demuestran que las que habitualmente siguen una dieta mediterránea, rica en grasas monoinsaturadas, como el aceite de oliva y el aguacate, tienen concretamente 3,4 veces más probabilidades de conseguir un embarazo que las que basan su dieta en grasas saturadas como la mantequilla y carnes rojas, bollería industrial, etc. y, escasa ingesta de frutas y verduras.

Tenemos que tener en cuenta también que el aceite de oliva, esencial en la dieta mediterránea, es un potente antioxidante natural por su contenido en polifenoles, por lo que actúa también en nuestro organismo previniendo enfermedades cardiovasculares, ayudando al control del nivel de azúcar en sangre, facilitando la absorción del calcio y participando también en la regulación de los niveles de colesterol.

sabalsan_men1

La fertilidad masculina tambien disminuye con la edad

admin No Comments

Hasta ahora el termino de “reloj biológico” se usaba para referirse a las mujeres en cuanto se sabe que a partir de los 35 años disminuye progresivamente su fertilidad y su capacidad de concebir, siendo el retraso de la maternidad el principal problema con el que nos encontramos en los centros de Reproducción en cuanto al factor femenino se refiere.

Sin embargo varios estudios de grupos de investigadores independientes publicados recientemente coinciden en que también el hombre las probabilidades de ser padre a partir de los 41 años disminuyen un 7 % anualmente por lo que a partir de los 45 años las expectativas de paternidad se reducen considerablemente.

Así pues el “factor masculino” aumenta también con la edad y su presencia es evidente a partir de los cuarenta años.

A medida que el hombre envejece se va fragmentando el ADN de sus espermatozoides y ese deterioro del material genético del esperma hace que progresivamente vaya aumentado su infertilidad.

A esto hay que sumarle también que según demuestra un importante estudio publicado en la prestigiosa revista “Human Reproduction” los hombres producen menos esperma que hace unos años.

El estudio, el más amplio realizado en el mundo sobre esta cuestión, y que se desarrolló en Francia analizando el semen de 26.000 hombres que habían acudido a centros de reproducción asistida porque sus parejas eran infértiles, demuestra que la cantidad media de espermatozoides que produce un hombre de 35 años ha disminuido de 73,6 millones por mililitro (año 1989) a 49,9 millones (año 2005), es decir, 23,7 millones en 16 años.

La causa de este deterioro se desconoce, pero todas las investigaciones apuntan a unas sustancias denominadas disruptores endocrinos. Estas sustancias contaminantes ingeridas durante la gestación, actuarían como hormonas afectando el desarrollo del aparato reproductor del feto.

Es bueno recordar que para intentar retrasar la llegada de la infertilidad que se produce en el varón por la edad, es conveniente practicar ejercicio de forma regular, mantener una dieta equilibrada rica en antioxidantes, y evitar el tabaco y el alcohol intentando mantener un peso adecuado.

 

fertilitat1

MEJORAR MI SALUD FÉRTIL

admin No Comments

Cualquier célula de nuestro cuerpo tiene 46 cromosomas, organizados en 23 pares, de los cuales dos son los sexuales (XX para las mujeres y XY para los hombres).

Los cromosomas contienen el ADN de cada individuo y, por tanto, toda su carga genética.

Los óvulos y los espermatozoides, sin embargo, tienen tan solo la mitad de los cromosomas que una célula normal,es decir 23. De esta forma cuando un óvulo es fecundado por un espermatozoide, el embrión resultante debe tener los 46 cromosomas de un individuo normal.

En cuanto al sexo del embrión, el óvulo siempre lleva el cromosoma X y, el espermatozoide puede llevar el X o el Y. Así, dependiendo del espermatozoide que fecunde al óvulo, el resultado será un embrión del sexo masculino (XY) o femenino (XX).

En la formación de los espermatozoides, una célula madre con 46 cromosomas divide su carga genética por la mitad, dando lugar a espermatozoides con 23 cromosomas. Este proceso se denomina MEIOSIS y se produce en el interior del testículo.

Si durante el proceso de Meiosis se producen anomalías, los espermatozoides resultantes tendrán la carga genética alterada, con un número de cromosomas anómalo, lo que dará lugar, cuando fecunden al óvulo, a embriones con la carga genética también alterada, y no serán viables produciendo esterilidad o abortos de repetición.

Las alteraciones en la Meiosis suelen asociarse a seminogramas anormales, especialmente en oligozoospermias severas (baja cantidad de espermatozoides), aunque también pueden encontrarse en varones con un seminograma normal.

La Meiosis en un varón puede estudiarse mediante un mínimo fragmento de tejido testicular obtenido mediante una biopsia del testículo y suele realizarse con anestesia local y de forma ambulatoria.

Los pacientes con una Meiosis alterada no tienen tratamiento y, su pronóstico de fertilidad es malo, ya que aunque puedan producir un mínimo de espermatozoides normales, hoy en día, no existe ninguna técnica que nos permita seleccionar los espermatozoides con carga genética normal de los que la tienen alterada, para poder utilizarlos posteriormente en técnicas de Reproducción Asistida.

En estos pacientes con Meiosis patológica las dos únicas opciones que se han demostrado efectivas son realizar un DGP (Diagnóstico Genético Preimplantacional) para seleccionar los embriones sanos antes de transferirlos o sustituir el semen del paciente por semen de donante.

pistacho_nor-672xxx801

Trucos antes de el embarazo

admin No Comments

Hay muchas personas que tienen dificultad, a la hora de quedarse embarazados debido a  la  flojedad en sus espermatozoides de el o por diversos problemas de ellas, por ello tenemos  un truco casero para que puedas quedaros embarazados con gran facilidad:

  • 15 días antes de la fecundación tu marido o pareja deberá de comer 100 gramos de pistachos todos los días durante 15 o 20 días,  y después de esos días inmediatamente te quedarás embarazada debido a la gran fuerza y vitaminas que supone los pistachos .
  • Y para las mujeres  tomar una pieza de kiwi durante 15 o 20 días , es recomendable empezar a la vez que tu pareja a comer estos alimentos.

Gracias Mamá es un blog informativo perteneciente al Ajuar de María.